Saltar al contenido

Gran vitoria do noso equipo sénior na pista do Carballal

Partido de enorme trascendencia el vivido ayer con el liderato en juego. A toda la tensión acumulada a lo largo de la semana, se sumó al ambiente del pabellón con un lleno en las gradas (incluido nuestro pequeño reducto de aficionados, familiares y Chos y Bruno lesionados) con una escenificación local del choque digna de una final.

La primera parte estuvo marcada desde el primer minuto por la intensidad, dureza y determinación de la defensa local. Esto nos sorprendió desde el inicio y no supimos adaptarnos con inteligencia y madurez a esta circunstancia. Con 23 años de media, la tensión del partido, la contundencia defensiva del rival y el ambiente extraordinario parecía imposible marcar un gol. El equipo no está acostumbrado a estos partidos y respondimos con tibieza y cierta ingenuidad en vez de enfrentarnos a este envite aceptando con valentía el reto de marcar buscando soluciones con continuidad. No lo estábamos haciendo mal en defensa, menos compacta de lo habitual pero al rival también le costaba marcar.

La diferencia de 4 goles al finalizar el primer tiempo venía de la impotencia de encontrar soluciones en ataque en primeras y segundas acciones. Se necesitaba algo más y el equipo no lograba encontrarlo cometiendo errores de pase y lanzamientos forzados dando pie a goles rápidos del rival que decantaba el marcador a su favor poco a poco. 

También nosotros pudimos realizar transiciones rápidas pero nos atenazamos e inconscientemente desechamos un arma de juego propio para retener el balón y tener más seguridad. Demasiados ataques en estático y poca confianza. Ambas porterías estaban funcionando.

El arranque de la segunda parte fue determinante ya que en 5 minutos logramos un parcial de 3/1 y nos pusimos a un gol. Una defensa individual con variantes parecía descomponer el orden y firmeza del rival, perdiendo balones y sin un criterio claro de ataque.

Esto fue fundamental ya que de un plumazo el escenario cambió, era de dos equipos disputando un partido abierto y no el del equipo de casa con toda la dinámica de la primera parte atenazando nuestro ataque.

El partido se abrió y comenzó una dinámica con poca calidad de juego colectivo por ambas partes pero con una carga en valor de cada acción exponencial al tiempo que quedaba.
Carballal estuvo 15 minutos sin marcar, del 40 al 50, permaneció con 18 goles y el momento donde por fin, tras un inmenso esfuerzo logramos ponernos 1 arriba (18/19).

Diez minutos finales con dos defensas individuales de Carballal. En esta situación salimos favorecidos y con mucha lucha y esfuerzo más las acciones de la portería dando confianza, fueron convirtiendo lo imposible a lo posible.

Dos rivales al máximo, con plantillas jóvenes disputando a tope cada segundo de partido.
Una gran victoria y un gran rival.
No fue un partido de calidad colectiva, pero visto lo visto, fue lo de menos.
Un placer finalizarlo y poder agradecer a nuestra pequeña y rodeada hinchada con una ovación todos los ánimos recibidos en 60 minutos de verdadera tensión.

A seguir mejorando ( partidos así lo hacen posible)
Estamos haciendo equipo! Estamos haciendo club!
Próximo envite Lavadores en casa. No acabó nada aún!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *